miércoles, 1 de junio de 2011

La debilidad de Kuerten



En el día de comienzo de la primera ronda de la 110° edición de Roland Garros, Ronaldinho volvió al fútbol brasileño y brilló en la victoria del Flamengo sobre Avaí por 4 a 0. Este partido lo habrá sufrido Gustavo Kuerten, ex- tenista de Brasil y declarado hincha del equipo de Florianópolis.
Kuerten, nacido en Santa Catarina el 10 de septiembre de 1976, ha sido número uno del mundo en el ranking ATP y es considerado uno de los mejores deportistas de la historia en su país. Como jugador consiguió 20 títulos ATP, como individual, entre ellos tres Roland Garros en 1997, 2000 y 2001.

El tenis y el fútbol son las dos grandes pasiones de "Guga". Las reiteradas lesiones en su espalda y varias operaciones para calmar su dolor  hicieron que en el 2008 este gran jugador de polvo de ladrillo abandonara las canchas a una temprana edad. A los 32 años jugó su último partido como profesional en la Phillipe Chatrier, cancha principal de Roland Garros. El local Paul-Henri Mathieu lo venció en la primera ronda con un contundente 6-3, 6-4, 6-2.

Pero en ese mismo año no todo fue tristeza por el retiro para él. Avaí, equipo de fútbol del que es fanático, logró el ascenso a Primera División de Brasil al vencer en la última fecha a Brasiliense por 1 a 0. "Es lo máximo, el mayor momento de la historia de Avaí, el mayor logro. El final fue emocionante, como el úlitmo capítulo de una novela con final felíz. Ahora estamos todos de celebración. Sufrimos mucho, pero ahora debemos conmemorarlo", declaró Kuerten después del partido.

Este año el Avaí tendrá una difícil misión, la de escaparle a los puestos de abajo y aspirar a hacer grandes cosas en torneo brasileño. El comienzo no fue el mejor y no se sabe cómo terminará allá por diciembre cuando finalice el Brasileirao. El próximo partido es como local el sábado ante el Atlético Mineiro.

lunes, 23 de mayo de 2011

Ídolo Eterno

Dificilmente podamos encontrar un jugador argentino que sea una figura amada por los hinchas en el fútbol brasileño. El ex futbolista Juan Pablo Sorín es un verdadero ejemplo de idolatría. El defensor lateral jugó en el Club Cruzeiro de Belo Horizonte, en tres etapas diferentes.  La primera abarcó desde el 2000 hasta el 2002, luego tuvo un paso fugaz en el 2004 y la última etapa fue en la temporada 2008-2009. El mundo del fútbol bien sabe que Brasil no solo se destaca por las grandes figuras que aparecen cada año en la fase ofensiva, sino también por la calidad y la cantidad de marcadores laterales que suelen surgir y surgieron a lo largo de la historia.

Desde Djalma Santos, campeón del mundo con Brasil en 1958 y 1962 y, Branco, campeón mundial en 1994, pasando por Roberto Carlos y Cafú, campeones del mundo en 2002, y llegando a la actualidad con Dani Alves y Maicon, el país del "jogo bonito" se transformó en una verdadera escuela de defensores laterales. En ese puesto es en el que Sorín logró destacarse sin ninguna objeción en estas tierras, en las que se desempeñó, capitán y emblema desde su llegada al club en el cual conquistó una Copa de Brasil en el año 2000, dos Copa Sul Minas en 2001 y 2002, además de un Campeonato Mineiro en el 2009. 

Ha sabido destacarse en otras posiciones, ya que además de jugar de "tres", lo hizo de mediocampista por izquierda y hasta de doble cinco. Pero su versatilidad en la cancha no es la única virtud que demostró tener en su vida, Sorín, escribió un libro, Grandes Chicos, para recaudar fondos para construir un hospital y una escuela en Argentina.

Su carrera como profesional comenzó en 1994 en Argentinos Juniors. Luego tuvo un pequeño paso por la Juventus de Italia en la temporada 1995-1996, donde formó parte del plantel pero no tuvo muchas chances. En 1996 volvió a la Argentina para jugar en River Plate durante tres años,con este club ganó tres Torneo Apertura, 1996, 1997, 1999, el Clausura 1997, la Copa Libertadores 1996 y la Supercopa Sudamericana 1997. Pasó por el fútbol de Brasil y de allí en 2002 recaló en la Lazio italiana. A principios de 2003 se mudó al fútbol español para jugar en el Barcelona y en el mercado de verano de ese año se fue cedido al Paris Saint Germain francés. También jugó en el Villarreal de España y en el Hamburgo de Alemania.

Con la Selección Argentina también dejó una huella: ganó la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de 1995 y los Juegos Panamericanos en ese año. Con la mayor, jugó 76 partidos y convirtió 11 tantos y participó de los mundiales de 2002 en Corea-Japón y en 2006 en Alemania.

Su retiro de las canchas lo anunció el 28 de julio de 2009. Las lesiones y problemas físicos que lo persiguieron durante los últimos años de su carrera fueron las causales de la decisión. Se puede decir que el Juampi es un verdadero ejemplo en su posición y uno de los mejores número tres que tuvo la Argentina en los últimos 20 años.

Acá está el video con una parte de la despedida de Juanpi Sorín, Argentinos Juniors fué invitado a la fiesta y participó de un partido ante Cruzeiro de Belo Horizonte. Conmovedor retiro para un grande. 

video 

sábado, 14 de mayo de 2011

Rogerio Ceni y Javier Zanetti: hombres récord

A veces uno se pregunta como hacen los deportistas para mantener el mismo nivel de competición a pesar del paso de los años. En el fútbol, no son muchos los casos en los que un jugador llegue a la impresionante cantidad de 1000 partidos jugados como profesional, mucho menos en la actualidad, donde la compra y venta de jugadores es mucho mas habitual. La mayoría no tienen la posibilidad de  aclimatarse a un club que ya están pensando en irse a otro.  Las claves mas conocidas para mantenerse en la elite del deporte, dichas por los mismos protagonistas, son la responsabilidad en la vida cotidiana y un buen manejo de las aptitudes físicas.

Por esta razón, el defensor argentino Javier Zanetti, obtuvo el récord de haber vestido 1000 veces la camiseta del Inter de Milán, el pasado miércoles cuando su equipo enfrentó a la Roma por el partido de vuelta de las semifinales de la Copa Italia.

En el fútbol de Brasil, quien está a pocos partidos de conseguir tan distinguida marca es Rogerio Ceni, arquero del Sao Paulo, que lleva jugados 980 partidos con el club paulista y parece ser que antes de retirarse logrará un nuevo récord, luego de haber conseguido en marzo de este año su gol número 100 como profesional en un partido ante el Corinthians y convertirse en el primer arquero de la historia en llegar a esta cifra. Ceni, tiene 38 años y forma parte del plantel Tricolor desde 1990, en su llegada fue suplente de Zetti durante tres años hasta el día de su debut.
 
Podemos decir, que "el Mito", como lo llama su hinchada, ya quedó en la historia grande del fútbol mundial. De los 100 tantos, 56 fueron de lanzamiento de falta y 44 de tiro penal, esto lleva a pensar que será muy difícil encontrar un arquero que puede igualar su  pegada en la pelota parada y mucho menos que sea capaz de batir todos los récords que tiene en su haber.

En los 21 años en el club, "ganó todo", cinco campeonatos Paulistas, cuatro Brasileiraos, tres Copa Libertadores, dos Copa Intercontinental, dos Recopa Sudamericana, además de una Supercopa Sudamericana y una Copa Mundial de Clubes de la FIFA.  En la selección brasileña, jugó 17 encuentros y estuvo presente en los planteles para el mundial 2006, disputado en Alemania y en el mundial 2002 en Corea-Japón, en donde Brasil fue el campeón.

martes, 10 de mayo de 2011

Brasileirao 2011

Muchos toman a Brasil como un lugar de paso, pero en la última década es muy común que los futbolístas argentinos tengan como nuevo horizonte migrar a este país. A muchos les parecería raro ver argentinos que elijan este mercado como opción, pero no solo el dinero es lo que los motiva o las grandes y hermosas playas que ostentan algunas ciudades, sino el nivel de juego de la mayoría de los equipos en el Brasileirao y la estructura que poseen.

Para la actual temporada 2011, 14 jugadores forman parte de los planteles de primera división:  Federico Nieto (Atlético Paranaense); Germán Herrera (botafogo); Walter Montillo y Ernesto Farías (Cruzeiro); Darío Bottinelli (Flamengo); Darío Conca (Fluminense); Damián Escudero (Gremio); Mario Bolatti, Fernando Cavenaghi, Andrés D'Alessandro y Pablo Guiñazú (Inter Porto Alegre); Lucas Nanía (Vitoria); Leandro Chaparro (Vasco da Gama). Algunos como D'Alessandro y Guiñazú, lograron abrir su camino y desde hace años juegan el torneo brasileño, siendo grandes figuras y llegando en el caso del Inter a ser uno de los mejores equipos del continente. Otros como el juvenil ex San Lorenzo, Chaparro, y el ex Tigre, Pumpido, intentarán emular a sus compatriotas para hacerse un lugar en el primer equipo y lograr destacarse.

Un caso paradójico y especial en el torneo de Brasil se dio el año pasado cuando tres argentinos se disputaron el premio al mejor jugador del campeontao Brasileño (Crack do Brasileirao), Darío Conca, campeón con Fluminense fue el más votado, mientras que sus compatriotas Andrés D'Alessandro del Inter y Walter Montillo del Cruzeiro quedaron atrás en la votación.

Uno de los primeros en pisar la tierra del "jogo bonito", fue Roberto Perfumo, quien brilló en la década del 60 en Racing de Avellaneda y que recaló en Belo Horizonte a principios del 70 para jugar en el Cruzeiro, allí conquistó tres campeonatos Mineiros y una copa de Mina Gerais. El Mariscal es considerado uno de los mejores defensores centrales de la historia del fútbol argentino.